Saltear al contenido principal

Tiempo de Natividad y para pensar en nutrición durante el embarazo y otras cosas…

A Susana Raffalli. ¿Es un concepto reciente la importancia de una nutrición adecuada durante el embarazo? Esto lo responde el Dr. Thierry Harvey, Jefe de la Maternité des Diaconesses, en Paris, y lo hace precisamente en un editorial para el Boletín Global de Frutas y Hortalizas (GBF&V, por sus siglas en inglés), en un número titulado: Dieta saludable y embarazo.  El boletín es una iniciativa de Aprifel (Agence pour la Recherche et l’Information en Fruits et Légumes) endosada por la Alianza Global de Promoción al Consumo de Frutas y Hortalizas “5 al día”AIAM5, para contrubuir a  la diseminación de datos e información científica sobre frutas y hortalizas. Veamos qué responde Thierry Harvey:

En realidad, no del todo.

Incluso en el Antiguo Testamento en el libro de Jueces, capítulo 13, encontramos una descripción de la primera visita prenatal.

El sacrificio de Manoa, Eustache Le Sueur, 1640-1650. Musée Ingres (France – Montauban)

La esposa de Manoa era estéril y no tenía hijos. El ángel del Señor se le apareció y le dijo: “Eres estéril y no tienes hijos, pero vas a quedarte embarazada y dar a luz a un hijo. Ahora cuídate de no beber vino u otra bebida fermentada y de no comer nada insalubre. Te quedarás embarazada y tendrás un hijo…”

Hay que tener claro que la educación alimentaria comienza antes de nacer y nunca se detiene.

Desde el momento en que una mujer decide quedar embarazada hasta que nace su hijo, el control nutricional es un componente importante que contribuye a una mejor fertilidad y menos complicaciones obstétricas, neonatales y pediátricas … es el círculo infinito de la vida.

El embarazo no comienza en el momento de la concepción ¡comienza mucho antes!

Y en esto hemos hecho mucho hincapié en MiradorSalud, y les invitamos a releer al final del artículo (*), algunos de nuestros trabajos sobre este tema.

El manejo nutricional antes de la concepción es crucial. Tomar ácido fólico, por ejemplo: la dosis recomendada es de 400 mg al día desde al menos un mes, o incluso hasta dos meses, antes de que una mujer quede embarazada. Según un estudio perinatal realizado en 2010, solo el 10% de las mujeres estudiadas habían tomado la dosis recomendada.

Para el número del GBF&V en el cual el Dr. Harvey escribió el editorial, se compilaron tres artículos científicos desarrollados en tres países que muestran que al adoptar un plan de manejo dietético adecuado, siempre es posible reducir las complicaciones obstétricas, desde la concepción hasta el nacimiento: Nunca es demasiado tarde.

Irán

En Irán, el equipo de S. Ziaei del Department of Midwifery and Reproductive Health, de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Tarbiat Modares en un estudio muy reciente, ha demostrado una reducción potencial en los abortos espontáneos en las etapas iniciales del embarazo, mediante una micronutrición más equilibrada.

El objetivo fue estudiar la asociación entre las deficiencias de nutrientes (macro y micro) y el riesgo de aborto espontáneo en humanos.

La malnutrición materna se considera un factor importante que contribuye a los abortos espontáneos al alterar la morfología de las células germinales; sin embargo, la relación entre la nutrición materna y el aborto espontáneo es compleja e influida por varios factores biológicos, socioeconómicos y de estilo de vida, que varían extremadamente en diferentes poblaciones. Por ejemplo, diversos estudios han indicado que un estatus subóptimo de vitamina B6 y una concentración elevada de homocisteína en plasma son un marcador de bajo folato o del estatus de vitamina B12, y pueden aumentar el riesgo de aborto espontáneo.

Los investigadores acometieron la evaluación de la ingesta dietética (macronutrientes: carbohidratos, grasas, y proteínas), también llamados nutrientes proveedores de energía, esencial para el crecimiento, reparación y desarrollo de nuevos tejidos, conducción de impulsos nerviosos y regulación de procesos corporales.

Esto se realizó utilizando un Cuestionario de Frecuencia de Alimentos (FFQ) que se validó previamente en la población adulta de la ciudad de Teherán (168 alimentos consumidos en los tres meses anteriores).

Se hizo igualmente la evaluación de la ingesta de micronutrientes (minerales y vitaminas), que a diferencia de los macronutrientes, se requieren en cantidades muy pequeñas, no proporcionan energía y facilitan muchas reacciones químicas esenciales para el crecimiento y desarrollo y para la regulación de la función celular.

Resultados: Los investigadores encontraron una evidente asociación significativa entre la ingesta de micronutrientes y el aborto espontáneo. Por ejemplo, se encontró un menor consumo de vitamina C, hierro y zinc en las mujeres que tuvieron aborto espontáneo.

Australia

Investigadores de la Escuela de Salud y Sociedad, y de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Wollongong, y de la Escuela de Enfermería y Partería de la Universidad de Queensland Central, en Australia, en un interesante estudio,  encuestaron 388 mujeres embarazadas de todo el país, sobre lo que comían, su conocimiento de los alimentos y su confianza en ese conocimiento. Se midió su motivación, actitudes hacia una alimentación saludable e intentos de adoptar y mantener una dieta saludable. Se trató de relacionar cómo sus creencias y prácticas coincidían con las pautas de alimentación saludable de Australia para los principales grupos de alimentos, incluidas frutas y hortalizas. Para ello, adaptaron un cuestionario conocido y lo pusieron en línea y en clínicas prenatales y lugares públicos.

En términos de lo que comieron, el 93% comió menos del nivel recomendado para las hortalizas, y el 90% comió menos del nivel recomendado para las frutas. Su conocimiento sobre la ingesta recomendada de los cinco principales grupos de alimentos, incluidas las frutas y hortalizas, era escaso (el 55% desconocía la ingesta correcta de frutas y hortalizas). En términos generales, ninguna de las mujeres embarazadas, a pesar de su fuerte motivación, asunción de conocimiento y confianza sobre sus acciones, cumplió en realidad con las recomendaciones para los cinco principales grupos de alimentos: hubo un bajo consumo de frutas, hortalizas, cereales y pan, y un consumo excesivo de carne. Con respecto a los lácteos, el 30% comió demasiados productos lácteos (aunque el 30% consumió la cantidad recomendada, el nivel más alto de cualquier grupo de alimentos).

Resultados: Las mujeres embarazadas que confían en sus conocimientos casi nunca obtienen información de las fuentes autorizadas en salud. Su confianza es una barrera para acceder a los servicios y recursos de salud. Los proveedores de servicios de salud podrían usar un breve cuestionario de frecuencia de alimentos (por ejemplo, de 5 a 6 artículos sobre los cinco grupos de alimentos) como una herramienta breve de detección de conocimientos para determinar los niveles de conocimiento existentes. Esto puede ayudar a iniciar una conversación con mujeres embarazadas sobre sus conocimientos de nutrición y prácticas de alimentación saludable y llevar un mejor embarazo.

Noruega

Finalmente, en Noruega, investigadores del Departmento de Salud Pública, Deporte, y Nutrición, de la Universidad  de Agder, Kristiansand, Noruega, realizaron el estudio: “Noruegas aptas para el parto” (Norwegian Fit for Delivery), que consistía en una intervención de estilo de vida durante el embarazo, con el objetivo de evitar el aumento excesivo de peso, disminuir la proporción de recién nacidos grandes y mejorar la salud del embarazo en general.

Entre 2009 y 2013, un total de 606 mujeres embarazadas primerizas fueron reclutadas de 8 clínicas de atención médica en el sur de Noruega al inicio del embarazo y fueron aleatorizadas para recibir asesoramiento dietético (un folleto con 10 recomendaciones dietéticas, dos sesiones telefónicas con un asesor en nutrición para reforzar las recomendaciones dietéticas, acceso a un sitio web con recetas saludables y mensajes inspiradores, clases de cocina en las instalaciones de la cocina de la Universidad de Agder, y clases de ejercicio dos veces por semana durante el resto del embarazo. Otro grupo solo recibió atención de rutina del embarazo. Todos los participantes completaron un cuestionario que incluía ítems relacionados con la dieta al inicio del estudio antes de la aleatorización.

Las 10 recomendaciones dietarias del estudio Norwegian Fit for Delivery son: 1. Come tus comidas regulares sin saltar ninguna 2. Bebe agua cuando tengas sed 3. Come hortalizas con la cena todos los días 4. Entre comidas elije frutas y hortalizas 5. Come dulces y refrigerios de vez en cuando, solo cuando realmente sientes que los necesitas 6. Elige porciones pequeñas de alimentos que no sean saludables 7. Limita tu consumo de azúcar añadida 8. Limita tu ingesta de sal 9. No comas más allá de la saciedad 10. Lee las etiquetas nutricionales.

Resultados: La intervención mejoró la dieta de las embarazadas en muchos aspectos. La combinación con un aumento de la actividad física contribuyó a un menor aumento de peso durante el embarazo. La intervención dietaria es sencilla y de intensidad relativamente baja y podría ser incorporada de manera realista en el cuidado rutinario del embarazo. Teniendo en cuenta que estas mujeres esperaban su primer hijo, las mejoras en la dieta podrían afectar no solo a este primer hijo sino también a su cónyuge e hijos posteriores.

¿Podemos ahora hablar de Venezuela?

Cada día mueren en el mundo 800 mujeres por causas que pueden ser prevenidas antes o durante el embarazo según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Después de un inexcusable silencio epidemiológico, el Ministerio del Poder Popular para la Salud publicó en mayo de 2017, los 52 boletines epidemiológicos de 2016 y los 26 boletines faltantes desde julio de 2015: un 30% más de niños murió antes de cumplir un año y un 64% más de mujeres murió durante el embarazo o 42 días después del parto en 2016 que en 2015. Si bien no se han publicado datos sobre malnutrición y mortalidad infantil por desnutrición, se puede inferir que algunas de las muertes de niños menores de un año se deben a la profunda alteración del estado nutricional de las madres y por ende, de los lactantes. UNICEF reaccionó mostrando una “profunda preocupación” por estas estadísticas, descritas como una “clara evidencia” de la crisis de salud que el país está sufriendo. La divulgación de los datos fue seguida por la inmediata destitución de la ministra de Salud, Antonieta Caporale.

Con el agravamiento de la situación nutricional y alimentaria en el país desde entonces, y las muertes por desnutrición de niños denunciadas insistentemente por fuentes no oficiales, no es difícil inferir el estado nutricional de las madres durante los embarazos y posteriormente.

Recomendamos leer los Boletines del Programa SAMAN (Sistema de Alerta y Monitoreo Alimentación y Nutrición),  resultado del Monitoreo de Desnutrición en Niños entre 0 y 5 años, realizado por Cáritas de Venezuela entre septiembre de 2016 y mayo de 2017, en los estados: Vargas, Zulia, Miranda y Distrito Capital.

Elevemos una oración en estos tiempos de Natividad por las madres y niños venezolanos.

María Soledad Tapia

Maria.tapia@5aldia.org.ve

(*) 

Algunos temas de Salud Pre-concepcional

Memoria de la nutrición: Eres lo que tu madre, padre y abuelos comieron

Efectos del tabaquismo: Pre-concepcional, de padres a hijos, memoria también: de abuelas a nietos

Fotografía principal: The Nativity, circa 1776. John Singleton Copley, Museum of Fine Arts, Boston, Massachusetts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación Anti-Spam *

Volver arriba